Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘catacaos’

A doña Eugenia Quintana –dueña de la mejor cebichería piurana– le gustaría que Gastón Acurio venga a Piura para que compita, mano a mano, con el chef Julio Solano. Ella cree que el cocinero más famoso del Perú es un simple recopilador, mientras que su empleado es el creador de lo que para muchos es el mejor cebiche piurano. 

Tremenda opinión de su jefa no la esquiva Solano. Sus veinte años de experiencia al frente del restaurante El Caracol Azul le dan la confianza suficiente para atreverse a retar a Acurio. Además, conoce la receta de un insuperable cebiche: pescado fresco de primera calidad, cebolla, limón seleccionado y ají al gusto del cliente. El plato es servido con zarandaja, choclo, camote y yuca.  

Tanta fama tiene esta cebichería que hasta Alan García se rinde a sus pies. “Cuando visita Piura, él viene a comer acá o manda a traer para que le lleven al aeropuerto. Además de él, han venido muchos políticos y artistas”, cuenta orgullosa Quintana. En su restaurante además de los cebiches de pescado y mariscos, también se puede comer una parihuela o un sudado. 

En Piura, además, se puede tomar leche de tigre, una bebida ideal para combatir la resaca. Su preparación es simple: se pone a hervir en agua el esqueleto del filete, luego se le agrega culantro, cebolla y limón al gusto. Justo para levantar muertos. El del Ajicito, en las afueras de la ciudad, saca ronchas.

Cómalo con calma

En solo un año, el restaurante La Tomasita se ha ganado, a punta de un distinguido sabor y trato amable, el cariño de sus clientes. Su especialidad: el arroz con cabrito ganó el año pasado el primer puesto en un concurso gastronómico organizado por la Municipalidad de Piura.
Si lo visita, en el centro histórico de la ciudad, no deje de pedir un copus: potaje hecho con carne de pollo, cordero y chancho cocinados en una cacerola bajo tierra y que se acompaña con camote y plátanos. En el lugar, las mozas visten con falda larga negra, una blusa blanca y un cinturón fucsia las solteras y rojo las casadas.

Ir a Piura y no probar una suculenta ronda criolla sería un puñete al estómago. La invención de este plato se la atribuye el restaurante Las dos jarras. Pedro Pizarro, el administrador del local, cuenta que fue al cocinero de la casa a quien se le ocurrió la idea de fusionar dos platos típicos de la región: el seco chabelo (carne seca, plátano verde chancado y un aderezo) y el majado de yuca, que se sirven con carne aliñada a brasa, chuletas de chancho y una zarza criolla.

Publicado en El Comercio el día 21 de marzo de 2010. Por: Ralph Zapata, corresponsal en Piura. 

Read Full Post »

cumple de ralph

En Piura, todas las comidas se acompañan con una refrescante bebida, que puede ser el famoso néctar de los incas (la chicha de jora, que ciudades como Catacaos o La Legua la ofrecen en todas sus picanterías) o una limonada froshen heladita.Según la Real Academia Española y otros autores, la palabra “chicha” proviene del kuna chichab, que significa maíz.En Wikipedia se analiza la chicha de jora en todo el ámbito latinoamericano, y se la define así: “La Chicha es una bebida artesanal y ancestral que se elabora en el Perú. Los quechuas llamaban Aqha a esta bebida fermentada de maíz. Su uso fue ceremonial en las festividades en las antiguas culturas asentadas en el Perú. Es un fermentado de jora o granos de maíz germinados. Hoy se usa como aperitivo o como ingrediente en algunos platos peruanos”.

Sin embargo, en este artículo pretendo referirme solo a la chicha de jora peruana, y en especial, a la piurana. Como piurano y legueño, y en honor a mis raíces rurales, debo comentar que en La Legua -un pueblito ubicado a 10 minutos de la ciudad de Piura- se prepara la tradicional chicha de jora. Tengo la suerte que mis dos abuelitas la preparen. Una de ellas, María, la cocina de manera tradicional. Con maíz que siembran en el Bajo Piura, en ollas de barro y durante cuatro días, que es el proceso que demora elaborarla.
Los cumpleaños de mis abuelos, tíos o primos son ocasiones perfectas para que mi abuelita María se luzca con esta tradicional bebida, la que -debo advertir- tumba, marea, emborracha a la mayoría que la prueba. Es una bebida que te pone recio, fuerte, pero que da sueño, letargo, cansancio.
La chicha es como el vino: mejor cuanto más añeja. Al respecto, la mejor chicha de jora que haya probado han sido -en ese orden- la de El Tallán, Catacaos y La Arena. Su sabor amarguito, fuerte, es tan sabroso como los platos de comida en épocas de fiesta como las Velaciones, Semana Santa o una festividad religiosa en el norte del país.

Las veces que he celebrado mi cumpleaños siempre hemos brindado con chicha. El año pasado, por ejemplo, mis amigos de la Universidad de Piura, celebraron conmigo. No obstante, algunos terminaron en el baño cada cinco minutos, y la dolencia les duró una semana, en la que debieron comer solo sopitas y beber mucha agua. Por ello debo advertir: Para tomar chicha de jora hay que tener un estómago a prueba de balas, es decir, recio, duro, a prueba de fuego.

tags: , , , , , ,

Read Full Post »